miércoles, 4 de mayo de 2016

EN MI OFICIO O TACITURNO ARTE





Tantas noches ansiosas
rebuscando, rompiendo, palpando, sopesando
palabras y palabras —y en las calles brillaban
bares, chicas y motos—
por decir mi verdad, mi clave, el rostro
que llevo en lo secreto de mi sangre,
y todo para nada: para acabar sabiendo
lo que siempre he sabido: que los versos más míos
los han escrito siempre otros poetas.

Miguel d’Ors,