lunes, 12 de enero de 2015

EROTISMO EN UN ABRAZO




La mirada empieza por ponerse tensa:

miro los ojos de tus senos
los senos de tus ojos
Por estar tu piel en mi carne
palpo la cara de tu cuerpo
el cuerpo de tu cara
Con las palpitaciones de sobre
beso las piernas de tu boca
la boca de tus piernas
En el día entrecortado
me pierdo en la noche de tu cabello negro
en el cabello negro de tu noche
Con la pereza de cualquier alba
dejo todo lo demás
a la ignorancia de tu cuerpo
Carlos Oliva,

(Inédito, 1955