martes, 22 de abril de 2014

DEJAME SOÑARTE




Déjame soñar contigo esta noche,
déjame verte tan pronto
se mueran mis luces al recostarme
a la hora de rendirme
ante el soporífero aroma
de mi almohada confidente.
Compláceme esta velada,
honrándome con tu presencia.
acude puntual a esta cita
que anticipa mil delicias
de un onírico banquete,
Preludia tu arrivo
con gloriosos rastros soñolientos
que hagan de plomo
estos ojos tan livianos


 y espantadizos,

inunda mis sentidos
con un sueño instantáneo
que sea tan sencillo reconocerlo
por la dulce fragancia de tu huella.
Entra sin tocar la puerta 


hacia mi cuarto

irrumpe suavemente sin tropiezos,
con níveos pasos hacia mi lecho
despójate lentamente
de cada una de tus prendas,
de cualquiera de tus apariencias
y muéstrate desnuda
tal como eres,
dejando atrás tu piel incluso
y deléitame con lo más 


recóndito de tu semblante

con todas sus luces y secretos.
Aniquila la distancia
que define nuestros seres
y rózame con tu esencia pura,
embiste tiernamente
cada rincón de mi contorno
y fusióname con tu silueta,
desgarremos las ataduras
que nos sujetan a tierra firme
y olvidémonos tan pronto
de todo lo terrestre,
bailemos al son
que nos toquen las estrellas
y rompamos cualquier frontera
que rebase el firmamenteo,
robémonos las luces, 


los colores y las formas

que jamás halláramos en vela,
vierte en ese entonces con dulzura
tu voz embriagante a mi


 embriaguez de sobra,

y déjame reír a tu lado
por la menor de las tristezas,
déjame llorar sin pena
por la mayor de las alegrías,
fulmíname con la epifanía de tu beso
y resucítame
para que te abrace el 


alma con todas mis fuerzas

hasta derretirme lentamente
con tu ser sublime;
y haz posible, mujer etérea
tan sólo por esta noche
que nunca más amanezca.



PUBICADO POR CYCLON