jueves, 3 de abril de 2014

AMOR DE SIEMPRE





El amor y el tiempo

no tienen rumbo ni medida
y sin embargo caben juntos
en el baúl de mis ensueños.

Donde se enredan
envueltos por candentes mitos,
mientras me ciñe en el lecho
la tibia sombra de tu piel desnuda.

Y entre suaves besos y caricias,
sonriente y sonrojada
me despojo de los velos de mis dudas
y me enredo entre tu suave nube de caricias.

Echando a volar los deseos
que habitan entre mis labios y mis muslos
y que me hacen ir cada vez más lejos
a perderme entre los ritos del placer y del deseo .

Y en la lentitud de la espera,
siempre buscando el abrazo y el beso,
siempre deseando el roce de las lenguas
y el de nuestros desnudos cuerpos...

Somos el placer y el tiempo,
somos el fin y el principio
que parecen separarse eternamente
y al final siempre terminan juntos.
ANA LUISA ARELLANO