jueves, 6 de septiembre de 2018

LA PENUMBRA





LA PENUMBRA

Me gustas porque vienes de la noche,
Oscura y abismante,
Porque guardas en el hueco inexorable de los latidos
Al tiempo murmurante e imperceptible…

Me gustas oscura,
Punzante, llena de diluvios,
Acarreando y tras llevando,
Un ir y venir de rincones muertos.

Me gustas solapando al viento
Con tu manta de pétalo soleado,
Arrullando al abismo,
Lloviendo al destino
Naciendo y matando al verso
Que nada es grito, y ya nada es silencio.

Me gustas como imposible probabilidad
Como misterio súbito en lo indescifrable,
Como grito en el silencio mío
Y como reflejo blanco de la noche oscura.

cbastias


sábado, 26 de mayo de 2018

USTEDES Y NOSOTROS






Ustedes cuando aman 
exigen bienestar 
una cama de cedro 
y un colchón especial 

nosotros cuando amamos 
es fácil de arreglar 
con sábanas qué bueno 
sin sábanas da igual 

ustedes cuando aman 
calculan interés 
y cuando se desaman 
calculan otra vez 

nosotros cuando amamos 
es como renacer 
y si nos desamamos 
no la pasamos bien 

ustedes cuando aman 
son de otra magnitud 
hay fotos chismes prensa 
y el amor es un boom 

nosotros cuando amamos 
es un amor común 
tan simple y tan sabroso 
como tener salud 

ustedes cuando aman 
consultan el reloj 
porque el tiempo que pierden 
vale medio millón 

nosotros cuando amamos 
sin prisa y con fervor 
gozamos y nos sale 
barata la función 

ustedes cuando aman 
al analista van 
él es quien dictamina 
si lo hacen bien o mal 

nosotros cuando amamos 
sin tanta cortedad 
el subconsciente piola 
se pone a disfrutar 

ustedes cuando aman 
exigen bienestar 
una cama de cedro 
y un colchón especial 

nosotros cuando amamos 
es fácil de arreglar 
con sábanas qué bueno 
sin sábanas da igual.

MARIO BENEDETTI


domingo, 14 de enero de 2018

EL DESASOSIEGO



En el laberinto de mis desconciertos  
voy buscando en las tinieblas un recuerdo  
solo he tenido en mi vida desaciertos
 Y en mis sueños imposibles, yo me pierdo.  
Vago en el misterio de mis desvaríos  
con las manos empuñando soledades  
¿Qué tuve del amor?... ambigüedades  
que me han hecho desbocar en el vacío.  
La larga noche es mi eterna compañera  
cuando de tristeza por él, desespero  
cuando siento que de amor y penas muero  
y es mi voz la de una triste plañidera.

Quiero olvidarme ya, de que existe el llanto  
quiero perderme en las sombras del olvido  
quiero olvidar lo que por él he sufrido  
porque ya no puedo más con mis quebrantos.

la negra rodriguez



 

domingo, 26 de noviembre de 2017

BURGUESES..............




Nicolás Guillén


Burgueses


No me dan pena los burgueses
vencidos. Y cuando pienso que van a darme pena,
aprieto bien los dientes y cierro bien los ojos.
Pienso en mis largos días sin zapatos ni rosas.
Pienso en mis largos días sin sombrero ni nubes.
Pienso en mis largos días sin camisa ni sueños.
Pienso en mis largos días con mi piel prohibida.
Pienso en mis largos días.

—No pase, por favor. Esto es un club.
—La nómina está llena.
—No hay pieza en el hotel.
—El señor ha salido.
—Se busca una muchacha.
—Fraude en las elecciones.
—Gran baile para ciegos.
—Cayó el Premio Mayor en Santa Clara.
—Tómbola para huérfanos.
—El caballero está en París.
—La señora marquesa no recibe.

En fin, que todo lo recuerdo.
Y como todo lo recuerdo,
¿qué carajo me pide usted que haga?
Pero además, pregúnteles.
Estoy seguro
de que también recuerdan ellos.


domingo, 19 de noviembre de 2017

VICEVERSA




Tengo miedo de verte 

necesidad de verte 
esperanza de verte 
desazones de verte 

tengo ganas de hallarte 
preocupación de hallarte 
certidumbre de hallarte 
pobres dudas de hallarte 

tengo urgencia de oírte 
alegría de oírte 
buena suerte de oírte 
y temores de oírte 

o sea 
resumiendo 
estoy jodido 
y radiante 
quizá más lo primero 
que lo segundo 
y también 
viceversa.

Mario Benedetti

sábado, 12 de agosto de 2017

VERSOS NEGROS.




Con el alma en las manos voy de prisa,

con la mirada fija en el vacío,

avanzo a no sé dónde.

Siento un cierzo que me congela

el pecho y todo mi esqueleto

y esta áspera voz lastima mi garganta.



En este otoño gris que verso,

sombras de sombras cubren mi mundo.

Cae una rosa moribunda

y en mi soledad y en mi tristeza

se oye el grito desgarrador de un condenado

que va rumbo al paredón;

este corazón que está sangrando

en un santiamén se vuelve trizas.



Mi cielo ya no es azul,

mi luna, pintada de nostalgias

se oculta bajo el negro telón

de tinieblas profanas.



La noche danza al ritmo del silencio,

de un sepulcral silencio

y mis versos caen al vacío.




Eugenio Sánchez




miércoles, 5 de julio de 2017

TANTAS COSAS...............




No sé como lo haces, ni como logras que mis pensamientos no puedan dejar de girar en torno a ti. A veces me frustro, porque sé que no puedo hacer nada para remediar el hecho de que me he enamorado y después, me doy cuenta de que en realidad no quiero remediarlo.

Porque me gusta como me haces sentir cuando sonríes hacia mí y me miras a los ojos. Me siento de una manera tan extraña y tan especial al mismo tiempo. Siento que no quiero estar lejos de ti, porque tu forma de ser me ha demostrado muchas cosas, que antes no creía importantes o siquiera que fueran ciertas. Tú me has enseñado tanto sin siquiera saberlo.

Me gustaría tanto que me dijeras que sientes lo mismo que yo y aunque sé que me arriesgo a recibir tu rechazo, espero que entiendas que no puedo callarme más el sentimiento que me provocas. Es tan bueno poder decirlo al fin.

Tan solo deseo que sepas que pase lo que pase a partir de ahora, yo estaré siempre a tu lado, apoyándote en todo lo que hagas y ayudándote a cumplir cada uno de tus sueños, con todo mi amor incondicional sea o no correspondido. Porque para b
ien o para mal, te amo y eso es lo único que importa.
-Amorteca.-
JODHYELIAS

lunes, 22 de mayo de 2017

AME TU CUERPO ENTONCES.......




Amé su cuerpo entonces

Amé su cuerpo entonces y su alma.
Su piel fue para mí la tierra firme;
la soñé como un sexto continente
no registrado en mapas todavía.
Soñé con la bahía de su boca.
Su pelo era una selva virgen
que abría su misterio mineral y oscuro.
Soñé con las ciudades de sus pechos.
Los ríos de las venas que afloran en su piel
eran rutas abiertas
a la navegación y al gozo.
Se podía viajar en su mirada.
En las blancas llanuras de sus manos
yo cultivé el maíz y buenas relaciones.
Después no pude estar sino en su cercanía.

OTTO RAÚL GONZÁLEZ ( Guatemala, 1923 )